Diego Aguirre habló en La Oral Deportiva de forma exclusiva luego de un largo tiempo de llamarse a silencio, aclaró que no se reunió con ningún dirigente y a la gente que no se cree falsas expectativas porque se habla mucho y hay que tener cuidado.

Por: Rafael Castillo

En primer lugar se refirió a sus experiencias como entrenador de Inter y Atlético Mineiro en Brasil, alagó que es un país en donde “el fútbol se vive de forma especial y son equipos con mucha expresión y exigencia de resultados”, a lo que agregó que la Copa Libertadores “va en aumento en cuanto a la trascendencia que va tomando. Los equipos grandes la ponen como primer objetivo”.

Por el momento, la “Fiera” descansa en su jaula, esperando el momento para salir y volver a rugir. Explicó que está en Uruguay disfrutando con su familia y añadió que “se habla mucho y hay que tener cuidado”.

A su vez, se refirió a las ofertas que hay en la vuelta y pueden llegar,  dijo que “intenta pasar desapercibido, cuando lleguen ofertas las analizaré, no quiero que la gente se cree falsas expectativas. A finales de 2014 tenía todo arreglado con Juan Pedro (Damiani) para volver por tres años y tener potestades más allá de la dirección técnica”.

También remarcó que en ese entonces con “el tema del director deportivo y esos intereses que habían, entendí que no estaba todo dado para volver, yo estaba ilusionado pero los intereses políticos terminaron pesando”.

En otro aspecto, halagó el deseo para que “Peñarol salga campeón el domingo para estar contento. Le tengo un enorme respeto a “Polilla” (Da Silva), Darío (Rodríguez) y todos los integrantes del cuerpo técnico”.