El asombro y el entusiasmo dieron paso a las críticas y a las dudas. Una semana después de su primera prueba en carretera en la provincia de Hebei, el proyecto del Colectivo de Tránsito Elevado (TEB, por sus siglas en inglés) que prometía revolucionar el transporte público en China parece hacer agua.El vehículo, que se eleva a más de dos metros de altura por encima de la carretera y puede desplazarse por encima de dos carriles llenos de vehículos, podría transportar hasta 1400 pasajeros y sustituir así a unos 40 colectivos convencionales.

tecnologia-2245795w640

Sin embargo, las pruebas para convertirlo en realidad fueron detenidas, mientras crecen las dudas sobre si se trata de un proyecto realizable o, incluso, real.¿Qué ha ocurrido? La prueba realizada por el TEB a comienzos de agosto tuvo lugar en un trayecto de 300 metros de una carretera local con sólo dos carriles de vehículos. Desde entonces, han aumentado las dudas.

Sus críticos se preguntan si el vehículo podrá pasar por debajo de los puentes de Pekín, cómo hará para circular por las curvas, si es suficientemente fuerte para soportar el peso de los centenares de pasajeros y cuánto le durará la batería.

El diario Beijing News señaló que el prototipo usado en la prueba en Hebei era el mismo que se usó en una prueba anterior hace seis años, sugiriendo que el proyecto no ha logrado avances técnicos reales desde entonces. Además, el modelo aún no está terminado, al punto que había trabajadores acabando algunas de sus partes justo poco antes de la prueba.

En redes sociales, muchas personas dijeron que el proyecto “carece de verdadera ciencia” y hacían referencia al hecho de que Song Youzhou, el diseñador del vehículo, sólo tiene estudios de primaria, aunque tiene más de 50 patentes por diferentes inventos.

En su defensa, Song dijo que ninguno de los grandes inventos chinos ha sido creado por graduados universitarios. “Detesto cuando le gente se burla de los inventores y luego goza del fruto de su esfuerzo”, afirmó.

tecnologia-2245798w640