En su cuarta experiencia olímpica y en un país que lo ha visto ganar muchas veces Andrés Silva quedó entre los 17 mejores.

El atletismo uruguayo sigue de parabienes en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. Andrés Silva fue tercero en la serie 6 de los 400 metros con vallas con un tiempo de 49″21 se clasificó directamente a la semifinal y además, consiguió su mejor marca de la temporada.
 Y Brasil tiene ese no sé qué para “Pies Alados”. El país en el que fue campeón Iberoamericano en 2014 en San Pablo con récord nacional incluido le dio otra satisfacción en el atletismo.
 Es que Andrés Silva se mandó un carrerón y con esa marca logró su gran objetivo en la cuarta cita olímpica: clasificar a semifinales, algo que nunca antes había logrado en los Juegos.
 El uruguayo quedó en el lugar 17 de los clasificados a las semifinales y ahora volverá a competir a las 21:49 en la serie 3 de las semifinales de los 490 metros con vallas en el Estadio Olímpico Engenhao.
 “Veníamos quintos o sextos en marcas y no era favorito, pero tomé referencia de los rivales en los últimos metros, me dio para igualarlos y ahí me di cuenta que estaba más rápido que ellos. Dije ‘es ahora’ y salió bárbaro”, contó Andrés Silva tras la carrera en zona mixta, donde arribó más tarde de lo previsto ya que se desvaneció cuando se dirigía al vestuario luego de la competencia y requirió asistencia médica. “En ese momento te baja todo lo acumulado y eso sumado a las altas temperaturas te mata, pero estoy muy bien ahora. Solo resta descansar y dar todo mañana”, explicó.
 Respecto a lo que se viene, Pies Alados cerró diciendo que “mañana va a ser una carrera distinta a la de hoy, pero quedé 17 en marcas para la semi y agota es todo o nada. Ya cumplí con el objetivo y lo que viene va a ser la vida, por eso tengo que planificar todo muy bien”.
https://twitter.com/ASilvaOfficial/status/765311635254812680
https://twitter.com/ASilvaOfficial/status/765216350004453379