El guitarrista estrella de Queen, Brian May, atraviesa una momento complicado de salud. En sus propias palabras, está luchando contra”una enfermedad persistente” que está destruyendo su “energía” y su “voluntad”.

La situación del músico de 69 años se conoció a través de un comunicado que difundió en su sitio web, donde explicó que como consecuencia de su salud se vio obligado a suspender una serie de conciertos que estaban programados para diciembre junto a la cantante Kerry Ellis en Reino Unido. “No me siento bien como para poder ejecutarlos shows previstos al nivel que todos esperamos”, señala May en el texto.ioio

El hombre de las guitarras en las que Freddie Mercury apoyó su voz aseguró que hizo todo lo posible para evitar llegar al punto de suspender su actividad, pero que le advirtieron de manera contundente hacer reposo hasta curarse y no correr el riesgo de“caer durante el trabajo”. May incluso reveló que logró terminar las fechas realizadas junto a Adam Lambert -el actual cantante de Queen- en Asia como pudo.

Sobre el final del comunicado, el músico explica que está convencido de que es mucho mejor “cancelar las fechas ahora”, devolver a los fans el dinero de las entradas y darle la posibilidad a su equipo de planificar otra vez sus actividades en diciembre. Además, a través de su cuenta oficial de Twitter agradeció el apoyo y los buenos deseos. Allí escribió“Necesito desconectarme para poder curarme”.

May tenía previsto realizar 11 shows en Reino Unido entre el 7 y el 23 de diciembre, en el marco del tour “Candelit”.

El comunicado completo:

Estamos muy tristes por tener que anunciar el aplazamiento indefinido de los conciertos de “Candlelight” de diciembre. Es una decisión que he agonizado, pero que al final se ha hecho inevitable.  Me las rebusqué para completar las últimas fechas de Queen y Adam Lambert en Asia, pero he estado batallando con una enfermedad persistente que está destruyendo mi energía y mi voluntad. Me encuentro en el punto en el que no me siento seguro como para realizar los espectáculos al nivel que todos esperamos. Me han advertido fuertemente que descanse y me cure antes de correr el riesgo de “caer durante el trabajo”, lo que sería una verdadera tragedia. Estoy convencido de que es mucho mejor cancelar las fechas ahora, devolverle el dinero de las entradas a los fans y darle la posbilidad a mi equipo de planificar otra vez sus actividades en diciembre.

Mis sinceras disculpas a todos.

Bri