Mientras aún resuena la muerte de la estrella del pop George Michael y sus fans lloran su partida, algunas organizaciones benéficas elogian y publicitan la extrema generosidad del británico.

Desde que se supo del fallecimiento del ex integrante de Wham!, muchos le rindieron homenaje en las redes sociales exclusivamente por su música. Otros, sin embargo, hablaron e informaron sobre las obras benéficas del artista, las cuales que recibieron poquísima publicidad. Tal es así que por estas horas, mientras el mundo llora, lo despide y se entristece, algunas organizaciones británicas como Macmillan Cancer Support, Childline y el Terrence Higgins Trust, que ayuda a las víctimas del SIDA, recuerdan y sonríen por las acciones solidarias del músico, que falleció ayer a los 53 años.

Según informa el Daily Mirror británico, George Michael realizó innumerables donaciones y obsequios. Michael, cuyo nombre real era Georgios Kyriacos Panayiotou, quien vendió más de 100 millones de discos en una trayectoria de casi cuatro décadas, donó de manera anónima, por ejemplo, quince mil libras para el tratamiento de fertilización in vitro de una mujer. Otro caso anónimo fue su donación de 25 mil libras a una extraña con deudas: una testigo contó que George Michael había sido visto en una cafetería ayudando a una desconocida que estaba llorando porque estaba desbordada en deudas. Y, según trascendió, para que ella supiera que la estaba ayudando, el cantante le dio a la camarera un cheque de 25 mil libras para que se lo diera después de que él se fuera.

A su vez, el británico se ofreció voluntariamente para colaborar en un refugio para personas sin hogar: era voluntario anónimo y había pedido a otros voluntarios que lo mantuvieran en estricto secreto. Otro caso que sale a la luz es su preocupación para que pequeñas organizaciones benéficas salgan a flote. Una mujer tuiteó para decir que había hablado una vez con alguien de una organización solidaria que dijo que estaban “a flote” sólo gracias a George Michael.

Sumado a esto, en 2006, George celebró un concierto especial gratuito para enfermeras de un hospital en el norte de Londres. Anunció que sería el anfitrión de dicho evento como un agradecimiento especial a las enfermeras que habían cuidado de su difunta madre.

“Durante años ha sido el filántropo más extraordinariamente generoso, dando dinero a Childline, pero estaba decidido a no hacer pública su generosidad para que nadie se enterara cuánto daba a los niños más vulnerables de la Nación”, indicó un comunicado de la organización Childline. Y agregó: “A lo largo de los años nos regaló millones. Estábamos planeando para que el próximo año sea la parte más importante de nuestra celebración por nuestro 30º aniversario. Esperábamos un gran concierto en homenaje a él -a su arte, a su maravillosa música-, y también a agradecerle por cientos de niños a los que ayudó a través del apoyo a Childline”.

Por su parte, la fundadora de Childline, Esther Rantzen, contó que el músico había donado las regalías de su éxito de 1996 Jesus To A Child a la organización benéfica que ofrece terapia por teléfono a jóvenes. Y ahora se supo también que donó las regalías del dueto Don’t Let the Sun Go Down on Me, que grabó en 1991 con Elton John. Por otro lado, también se ocupó de un tema cultural como fue comprar el piano de John Lennon. En 2000, George Michael se llevó el instrumento del legendario beatle -ese mismo donde compuso Imagine– por 1.45 millones de libras, prometiendo mantenerlo en el Reino Unido. Luego lo donó al museo de la historia de los Beatles en Liverpool para que estuviese siempre en la ciudad natal de Lennon.

George Michael estaba considerado como uno de los 10 músicos más ricos de Reino Unido, con una fortuna estimada entre 70 y 100 millones de libras esterlinas en activos, propiedades inmobiliarias y dinero en efectivo.