Los propietarios de las estaciones de servicio dejaron sin efecto, al menos por un mes, la decisión de no aceptar tarjetas de débito y crédito en el horario diurno, que tenían pensado comenzar a aplicar desde el 1° de abril. La Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (UNVENU) aceptó la propuesta del Ministerio de Economía de seguir negociando y a fines de abril evaluará la situación.

En declaraciones a Telemundo, Daniel Añón, presidente de la UNVENU explicó: “Si para nosotros fuera vender todo con tarjeta y tener arancel cero sería extraordinario. Pero lo que excede es plata que se saca de los bolsillos. Nosotros tenemos un margen y un precio regulado por el gobierno, si pasa a venderse todo con el plástico lo que hace es achicar ese margen, que ya sabemos que se ha reducido por las decisiones de Ancap”.

“Desde enero nos sacaron un 10 % de ese margen. Los aranceles, sobre todo en la tarjeta de débito, son caros. No me meto en los negocios con los bancos pero deberíamos estar hablando de un arancel más barato. En la región ningún arancel supera el 1,3 % y acá es 1,58 %”, acotó.