La Suprema Corte de Justicia (SCJ) confirmó -según el semanario Búsqueda- la condena contra los hermanos Peirano Basso por las maniobras que realizaron hace 15 años cuando desviaron varios cientos de millones de dólares del Banco Montevideo a empresas del grupo familiar. Aquel hecho dejó a miles de damnificados. Todo en medio de la crísis económica. El banco no pudo devolver los depósitos de sus clientes y la institución debió ser intervenida.

José, Jorge y Dante Peirano fueron procesados en agosto de 2002 y estuveron cerca de cinco años en prisión. Recuperaron su libertad en 2007, luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos cuestionara a Uruguay por excesivos plazos de prisión preventinva.

Ya en libertad en juicio contra los Peirano siguió. En 2010 un Tribunal de Apelaciones clausuró el proceso después de que el Parlamento derogara el artículo 76 de la ley 2.230 que preveía penas para quines cometen fraudes en sociedades anóminas, delito por el cual habían sido procesados los banqueros.

Según recuerda la crónica de Búsqueda, la fiscal del caso, Raquel González, presentó un recurso alegando que no podía clausurarse el proceso porque aún estaba pendiente la imputación del delito de “insolvencia societaria fraudulenta”. La Corte le dio la razón y el juicio reanudó.

En 2013 la jueza Beatriz Larrieu los condenó a penas de 6 a 9 años de prisión. Sin embargo, como habían cumplido varios años de reclusión y ya estaban en libertad, no regresaron a la cárcel. La batalla legal siguió. La defensa de los Peirano apeló el fallo de condena, y en noviembre de 2014 un Tribuna de Apelaciones confirmó la condena. Los hermanos insistieron y recurrieron la sentencia.

Finalmente, a 15 años de la crisis económica, la SCJ puso fin al juicio. El fallo fue firmado el lunes 8 de mayo por los ministros Ricardo Pérez Manrique, Eduardo Turell, Elena Martinez, Felipe Hounie y Jorge Chediak. La sentencia desestimó el argumento de que durante el juicio se violaran las garantías del debido proceso y rechazó el planteo de que existió una suerte de “complot” en contra de los hermanos. El fallo también confirmó la condena contra el exgerente general del Banco Montevideo, Marcelo Guadalupe.

Y sigue y sigue

El juicio penal quedó concluído, pero siguen los juicios civiles por parte de los damnificados. Además, continúa el juicio penal contra Juan Peirano Basso, considerado “cerebro” del grupo. Fue procesado en 2008, y en 2011 obtuvo la libertad por gracia de la corte debido a la “desmesurada” extensión de la prisión preventiva.




NOTAS RELACIONADAS