En el Día Mundial de los Refugiados que se celebra el 20 de junio, el ACNUR reveló su informe anual sobre tendencias globales del desplazamiento y el panorama continúa siendo preocupante para la comunidad internacional.

Una de cada 113 personas en el mundo es un refugiado o desplazado.

El 20 de junio es el día que el mundo conmemora la fuerza, el coraje y la perseverancia de millones de personas refugiadas.

En septiembre de 2016, los líderes mundiales acordaron trabajar para lograr un Pacto Mundial sobre Refugiados en 2018, donde todas las partes de la sociedad muestran su solidaridad #ConLosRefugiados y hacen su parte, en lugar de dejar a un Estado en particular solo con la responsabilidad del desplazamiento forzado masivo.

Puedes hacer un llamado a estos gobiernos para que mantengan su promesa, al firmar la petición #ConLosRefugiados. Esta les pide a los gobiernos que:

  • Garanticen que todos los niños refugiados tengan acceso a la educación.
  • Garanticen que todas las familias refugiadas tengan un lugar seguro donde vivir.
  • Garanticen que todos los refugiados puedan trabajar o formarse para adquirir nuevas competencias para apoyar a sus familias.

En un mundo en el que una de cada 113 personas se han visto obligadas a huir de sus hogares por la guerra o la persecución, es vital que demostremos que el público general está #ConLosRefugiados.

Más que nunca la guerra, la violencia y la persecución están causando desplazamiento forzado, de acuerdo con nuevos datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) revelados este lunes.

El informe anual de tendencias globales de ACNUR, indicó que para el final de 2016, un total de 65,6 millones de personas estaban desplazadas, 300.000 más que en 2015.

Esa cifra incluye a las personas refugiadas, internamente desplazadas y solicitantes de asilo.

“Todavía una de cada 113 personas en el mundo es un refugiado o un desplazado”, declaró el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi en conferencia de prensa en Ginebra.

Entre otros importantes datos, el reporte revela que el 84% de los refugiados se encuentran en países de desarrollo y el 50% son niños.

El conflicto en Siria continúa siendo el que produce la mayor cantidad de refugiados con un total de 5,5 millones, mientras que la crisis de Sudán del Sur es la de más rápido crecimiento.

Entre los países con mayor cantidad de desplazados internos figuran Siria, Iraq y Colombia.

Grandi señaló que aunque el aumento del número de refugiados en 2016 no fue tan grande como en años anteriores, no hay motivos para celebrar.

“Desafortunadamente, la  estabilidad o los pequeños aumentos en las cifras sobre este tema tan delicado, no son una buena señal.  Necesitamos solucionar los conflictos, abordar las causas del desplazamiento, necesitamos preservar los sistemas de reasentamiento para proveer seguridad y bienestar a quienes  lo necesitan”,  dijo.