La versión que se barajó hace unos meses sonaba extraña: que el Papa viajaría a Chile el año que viene, pero no a su patria, la Argentina. Finalmente se comprobó acertada. El Vaticano confirmó hoy oficialmente que Francisco estará a mediados de enero en el país trasandino y también en Perú, lo que implica que sus compatriotas deberán seguir esperando su presencia.

La confirmación estuvo a cargo del vocero papal, Greg Burke, quien informó que “acogiendo la invitación de los respectivos jefes de Estado y obispos, Su Santidad realizará un viaje apostólico a Chile del 15 al 18 de enero de 2018, visitando las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique, y a Perú del 18 al 21 de enero, visitando las ciudades de Lima, Puerto Maldonado y Trujillo”.

Previamente, del 6 al 11 de setiembre, Francisco visitará Colombia, donde además de celebrar el acuerdo de paz del gobierno con las FARC, enviará un mensaje a la convulsionada Venezuela. En 2014 ya había estado cerca de su país: en Bolivia y Paraguay, en un periplo que incluyó Ecuador. Y en 2013, en Brasil, visitando así casi toda la región.

Una especulación que había cobrado fuerza era que Francisco planeaba repetir el itinerario de la gira de Juan Pablo II por estos lares, que abarcó Uruguay, Chile y la Argentina, pero, con el anuncio de hoy, se reveló fallida.