Por Marcos Beledo:

Mathias Calfani consiguió el sexto título de su carrera, se coronó en todos los equipos donde jugó. Una bestia de 25 años.

Flaquito desgarbado que llegó de su Artigas natal a Biguá. Espigado. De crecimiento constanste. En pocos años quedó en el olvido aquel pibe, para transformarse en esta realidad, con 25 vuela en Boedo y ya es campeón de la Liga Nacional Argentina, siendo el primer basquetbolista uruguayo que puede incluir tamaña distinción en su palmarés.

Esto de coronarse no es nuevo para Calfani, ya que lo logró en todos los equipos en los que jugó. Fue dos veces campeón con Biguá (Liga Uruguaya y Sudamericano de Clubes Campeones), dos con Malvín (Liga Uruguaya), una con Tabaré (Metropolitano) y una con San Lorenzo (Liga Nacional Argentina).

Con 25 años ya le calza perfecta la chapa de ganador. El trabajo, la humildad y la constancia generaron de Calfani un jugadorazo de proyección permanente. El techo, por suerte, todavía está lejos.

Basquettotal




NOTAS RELACIONADAS