Muy pronto, nada menos que 3.000 niños que se han quedado sin escuela tras huir de la guerra en Siria van a poder recibir educación. Una alianza entre UNICEF y la Fundación Clooney, liderada por el famoso actor estadounidense y su esposa, permitirá abrir hasta siete escuelas en Líbano.

Amplía Gisel Ducatenzeiler

La Fundación Clooney para la Justicia y UNICEF anunciaron este lunes un acuerdo para abrir siete escuelas para niños refugiados sirios en Líbano.

La alianza, por valor de 2,25 millones de dólares y que cuenta con donaciones de Google y HP, beneficiará a unos 3.000 alumnos refugiados que no están asistiendo a clases.

Además, la iniciativa apoyará un proyecto piloto de herramientas tecnológicas para ampliar las oportunidades de aprendizaje de los niños refugiados.

George y Amal Clooney, líderes de la Fundación, señalaron en un comunicado que miles de jóvenes refugiados sirios corren el riesgo de no llegar nunca a ser una parte productiva de la sociedad.

“No queremos que una generación entera se pierda por tener la mala suerte de haber nacido en el lugar y el momento equivocados”, afirmaron los Clooney.

Por su parte, Anthony Lake, director ejecutivo de UNICEF, aseguró que al apoyar el trabajo de esa agencia de la ONU, la Fundación Clooney “no sólo invierte en el futuro de cada niño, sino en el de toda la región”.

Según datos de Naciones Unidas, cerca de 200.000 niños sirios refugiados no van a la escuela.