Funcionarios ocuparán el liceo más concurrido de Montevideo este lunes en reclamo a la falta de personal. Secundaria hará llamados.

Los funcionarios del liceo N° 3 Dámaso Antonio Larrañaga ocuparán esta institución el próximo lunes ante la falta de respuesta por parte de las autoridades a los reclamos que vienen realizando acerca de las malas condiciones que atraviesa el liceo con más alumnos de Montevideo.

Según explicó a ECOS el presidente de la Asociación de Docentes de Enseñanza Secundaria (Ades), Luis Martínez, el sindicato reclama desde hace meses la gran falta de personal administrativo y de adscriptos que se vive en la institución, “lo que hizo que el liceo haya colapsado” según dijo a Ecos.la.

Ante los reiterados pedidos al Consejo de Educación Secundaria, el sindicato decidió ocupar el liceo a los efectos de lograr condiciones para que se solucione la situación. Igualmente, Martínez aclaró que las autoridades ya les ofrecieron opciones para llegar a un acuerdo.

“La ocupación por ahora sigue vigente, pero ya aparecieron soluciones por parte de Secundaria fruto de esta movilización. Van a hacer un llamado para secretarias, auxiliares y adscriptos. Por lo tanto, la conclusión es que hay que apelar al paro de un liceo para que la obligación de las autoridades se cumpla”, denunció el dirigente.

Sostuvo que si no se decide ocupar una institución a costa del descuento de salario de los trabajadores, “las autoridades no hacen nada”. A su vez, resaltó que la medida es en directo beneficio de los estudiantes, por lo que señaló que el sindicato “adquiere una vez mas el compromiso con la educación publica ante la omisión de las autoridades”.

Según les dijo Secundaria, los reclamos planteados por los funcionarios se concretarían en el correr de la próxima semana. En un comunicado difundido por Ades el pasado jueves, indicaban que el liceo contaba actualmente con solo cinco funcionarios administrativos, responsables de unos 20 grupos cada uno. “El total del alumnado del Dámaso diurno es de 2.700, por lo que exigimos más administrativos de manera urgente”.

Además denunciaban que las inscripciones “han sido caóticas” lo que “redundó en superpoblación de grupos e inscripciones mal realizadas, las que continúan a esta altura del año”.

Por otro lado, afirmaban que “se implementó el plan 94, coexistiendo con la reformulación 2006, sin capacitación para los funcionarios, sin los adscriptos necesarios y sin la capacidad locativa para que el mismo se desarrolle en tiempo y forma”. Debido a eso, los funcionarios pedían que se incorporaran a la plantilla más cantidad de trabajadores, lo cual “es esencial para las dimensiones de esta institución”.




NOTAS RELACIONADAS