Una persona que denunció haber sido víctima de abuso por un sacerdote católico hace diez años está a la espera de la decisión de la justicia.

Fuentes Confiables dialogó con el fiscal del caso, el Dr. Gilberto Rodríguez, quien ha solicitado el procesamiento por atentado violento al pudor para explicar el proceso.

La familia del joven se contactó originalmente con una ONG para solicitar apoyo y finaliza ingresando la denuncia judicial en Abril de este año. La víctima tiene hoy 24 años y luego de encontrar que la situación era insoportable en la vida personal, decide recurrir a la justicia. Declara que esta situación fue reiterada durante 3 o 4 años y a pedido del sacerdote.

Antes de presentarse a la justicia, ya la Iglesia Católica había tenido contacto con la familia y habia realizado un proceso de investigación interna que culminó en la separación de su cargo del sacerdote.

El fiscal solicitó al juzgado la formación de una pieza reservada con la designación de una unidad de investigación policial en un régimen especial. El fiscal aclaró que este tipo de episodios se realizan en la intimidad, difícilmente haya testigos y por lo tanto hay que hacer una presentación de pruebas indiciales.

El acusado es extranjero, vive fuera de Uruguay, está en libertad, pero vino a nuestro país para declarar. Este elemento favorece el trabajo de su defensa. Reconoce haber participado de una sola acción íntima con el joven, pero declara que fue a pedido del joven. Esta persona había manifestado arrepentimiento y aflicción.

Aquí la nota completa con Aldo Silva:

 




NOTAS RELACIONADAS