Desde el 1° de diciembre cobró vigencia el Decreto 436/2007 que establece la prohibición del inicio de todo tipo de fuegos. Su vigencia se extenderá hasta el 30 de abril de 2018. La semana entrante se inicia la vigilancia aérea de las zonas de mayor riesgo.

El Decreto 436/007 es un plan general de acción para la prevención, alerta y respuesta a los incendios forestales. Desde su promulgación en el mes de noviembre de 2007, la Dirección Nacional de Bomberos (DNB) ha realizado una fuerte campaña de prevención y comunicación.

El objetivo ha sido explicar los alcances de esta norma y especialmente sobre las consecuencias de los incendios forestales, en nuestro país. Los objetivos del plan son prevenir la aparición de focos ígneos y alertar rápidamente en caso de que se produzcan y responder con eficacia.

Precauciones

Se debe mencionar que este Decreto exceptúa de la medida los fuegos para cocción de alimentos en churrasqueras, parrilleros o similares, los que deberán ser utilizados con el correspondiente matachispas y tomando las precauciones en cada lugar para evitar inconvenientes.

También los fuegos para cocción de alimentos en campings organizados, los fogones de piso en campamentos instalados en predios privados que no constituyan un camping organizado, siempre que se realicen dentro de un área circular de 5 metros de diámetro.

Estos espacios deben estar libres de malezas, hojarascas y otros elementos combustibles, en cuyo centro se ubicará el fogón rodeado con piedras, arena o tierra, reza la norma. El fuego debe ser permanentemente vigilado y antes de abandonar el lugar de campamento será extinguido totalmente.

Por otra parte, la DNB junto a los aviones y helicópteros de la Unidad Aérea de la Policía Nacional (UAPN) realizarán trabajos en conjunto durante toda la temporada de verano con el objetivo de detectar columnas de humo y/o cualquier inicio de fuego, y poder atacarlos rápidamente.

La UAPN se sumará con vuelos exclusivos en apoyo al control forestal, sobrevolando por las rutas de toda la costa y zonas de riesgo al Sur, a partir de la próxima entrante y hasta el final de la temporada. Todo apunta a prevenir el estallido de incendios.

(Maldonado Noticias)




NOTAS RELACIONADAS