“De taquito a la mañana” habló con la argentina Georgina Orellano. Ella es trabajadora sexual desde hace 19 años. Venció su propia culpa y ya nada le da vergüenza.




NOTAS RELACIONADAS