De taquito a la mañana recibió al escritor, guionista y periodista uruguayo Fernando Butazzoni, que habló de la oferta para llevar su libro “Las cenizas del cóndor” a la pantalla grande.

“Hubo un dato especial fue de un muchacho que me entregó un cassette, era de su padre en el cual refería la ubicación de algunos enterramientos en el Batallón 13”, dijo sobre cómo surgió su libro.

“Yo seguí investigando quién era la madre, el padre y así conseguí elementos que se fueron develando, luego de unos meses logré hablar con la madre del muchacho y me di cuenta que era verdad. Yo me enteré que ese niño que aparecía como adoptado no era adoptado, por qué su padre se había suicidado. Y a cada paso que daba surgía una nueva línea de investigación”, explicó el autor.

“Yo me propuse desde el principio no hacer trampas con el libro, tiene como 800 páginas pero en la 100 ya te das cuenta cómo va a ser. No hay sorpresas”, agregó Butazzoni.

“Me dí cuenta que los académicos argentinos habían investigado en Argentina, los de Brasil en Brasil y así sucesivamente. Ahí me doy cuenta como la frontera es una hojarasca, y no es un obstáculo ni mucho menos”.

“Como periodista considero que tuve la oportunidad de vivir momentos extraordinarios pero ésto por su condición humana por encima de la política fue lo mejor que me pasó”, dijo.

El autor contó además cómo llega este libro a HBO. “Los derechos de la novela se vendieron muy rápido para hacer una película, no se hizo y ni bien finalizó el plazo HBO se contacta conmigo para hacer la serie”, narró.

“Lo que voy a supervisar es la historia que se cuenta”, dijo.

Lo importante, según Butazzoni, es conocer la historia para no repetirla. “Yo creo que los males del pasado no son de determinadas personas, creo que como sociedad fabricamos una realidad y me parece que ese sufrimiento justifica ese conocimiento. Puede ser que Mujica la emboque cuando dice: “El tema se terminará cuando todos estén muertos”, pero debería ser una tarea donde todos debemos poner un granito de arena”, concluyó.

Escuchá la nota aquí