Entienden que es urgente que se nombren las nuevas autoridades para el Directorio del organismo.

La agrupación de trabajadores de la meteorología nacional denuncia un desmantelamiento del organismo. En un informe sostienen que se va un Directorio que puso la casa en orden. “Lo primero que hizo al llegar en diciembre de 2016, fue subir los sueldos de los tres miembros que lo componen”.

Luego el directorio bloqueó todo tipo de acuerdo con el sindicato, que solicitaba “la corrección de las inequidades salariales para lo que se había otorgado partidas en el presupuesto de 2015, en acuerdo con el directorio anterior junto con los trabajadores. Las inequidades no sólo no desaparecieron en este período, sino que se agravaron y las partidas se traspusieron a otros gastos”

En el informe afirman que antes de empezar con la reestructura y el estatuto, dio en forma discrecional partidas al personal administrativo y a jefes designados sin previo concurso. “Finalmente con un decreto de reestructura se establecieron formalmente en la mayoría de los casos creando una desproporcionada cantidad de cargos de conducción con sueldos de hasta $123.000 y al resto de ellos compensándolos con distintas cantidades de BPC”.

“Cerró áreas técnicas como Telecomunicaciones e IDI (investigación, desarrollo e innovación) , que luego la volvió a abrir , para mostrarlo como un logro de su gestión.

“Al cerrarse la oficina de Investigación y desarrollo se dejó de correr el modelo numérico que permitía mejorar los pronósticos. Cerró la EMU (Escuela de Meteorología del Uruguay) donde se formaban meteorólogos técnicos en los distintos niveles, con programas de la OMM (Organización meteorológica Mundial)”.

A su vez mantiene que son varios los ejemplos que podrían dar de mala gestión y pésima organización del trabajo, entre ellos “haber realizado un llamado para hasta 20 administrativos en un organismo técnico que no llega a 200 funcionarios. Actualmente, varias estaciones meteorológicas cierran total o parcialmente por falta de personal médico”.

También denuncian que durante la emergencia sanitaria, “los trabajadores presenciales fueron abandonados por el Directorio, que no cumplió con su obligación de proveer los elementos básicos de protección, al punto que ATMN compró tapabocas para todos los funcionarios”.

Por último solicitan que se realice una auditoría profunda en INUMET. “Entendemos que es urgente que se nombren las nuevas autoridades para el Directorio del organismo”.