Será para jóvenes de 15 a 29 años, mayores de 45 años, y personas con discapacidad.

El ministro de Trabajo, Pablo Mieres, presentó el proyecto de ley de empleo para personas en situación de vulnerabilidad, este jueves en una conferencia de prensa realizada en el Ministerio de Trabajo. Está dirigida para empresas que contraten a jóvenes de 15 a 29 años, mayores de 45 años, y personas con discapacidad.

“Esto lo que busca es acompañar un proceso de reactivación del empleo, que nos parece absolutamente indispensable. Va en línea con el trabajo de los jornales solidarios, con una secuencia de jornadas para conocer la realidad en cada uno de los departamentos del interior del país, y está en línea con el portal” de Mi Trabajo Futuro, indicó el ministro Mieres.

Los subsidios serán un crédito con respecto a las obligaciones del Banco de Previsión Social (BPS), de un promedio de 7000 pesos, variando entre cada franja etaria. Todo subsidio será mayor si se contratan mujeres.

Se prevé englobar entre 7.000 y 8.000 personas al año, con contratos de no más de 12 meses. En el programa “Primera experiencia laboral”, luego del primer año de contrato a un joven se mantendrán las exoneraciones patronales, mientras se sostenga el empleo, hasta que la persona cumpla 25 años.

En el caso de contratar personas dentro de estos grupos que se encuentren bajo la línea de la pobreza, se aplicarán los programas de “Trabajo protegido”, que brindarán un subsidio de 80% de la retribución del joven, con un montón máximo de 2 salarios mínimos.

Los trabajadores que se enmarquen dentro de los planes no podrán cubrir más del 20%, por grupo, de una planilla de una empresa. El director de Empleo del ministerio, Daniel Pérez, expresó que se conversó con empresas que ya han utilizado subsidios para jóvenes, para encontrar puntos fuertes y débiles de los beneficios existentes, y con las empresas que han decidido no utilizarlos, para conocer sus motivos.

El presupuesto para estas medidas sería de 16 millones de dólares al año, 8 provenientes del fondo de reconversión laboral de INEFOP, y 8 provenientes de la renta general.