El Ministerio del Interior dio a conocer detalles oficiales de los incidentes ocurridos previo al partido Nacional-Boston River. Hubo en total 19 hinchas tricolores detenidos por hechos ocurridos en una de las puertas del Parque Central y en el centro de Montevideo.

Comunicado completo del Ministerio:

En momentos previos al encuentro que disputarían los primeros equipos del Club Nacional de Football y el Club Atlético Boston River cerrando la última fecha del torneo Uruguayo Especial en el estadio Gran Parque Central, un grupo de unas 40 personas que no tenían entradas (fueron agotadas con anterioridad a ese encuentro), comenzaron a apedrear y arrojar botellas en la proximidad de una de las puertas de acceso al estadio. A raíz de esos hechos, concurrió un Grupo de Choque de la Guardia Republicana que los dispersó. En el lugar se detuvo a 11 personas -por disturbios- que fueron derivadas a la Seccional 15ª. 

Si bien en principio se informó sobre la ausencia de lesionados, posteriormente se pudo conocer que hubo un policía que resultó con un traumatismo en su rostro producto de la agresión que recibiera de un hincha que pretendió ingresar sin entrada. El hecho ocurrió en la puerta de acceso a la tribuna Abdón Porte del GPC, el agresor fue impedido de ingresar por el Cabo A.C.D. de la Guardia Republicana, recibiendo un golpe de puño como respuesta, siendo detenido posteriormente por personal policial de apoyo. El cabo que sufriera la agresión fue derivado al Hospital Policial para su atención y posteriormente radicó denuncia escrita en la Seccional 13ª. El presunto agresor fue puesto a disposición de la Justicia.

Durante el encuentro no se registraron incidentes de tipo alguno, una vez finalizado dieron comienzo los festejos del campeonato obtenido por el C.N.de F. sin mayores particularidades y de acuerdo a lo prevenido oportunamente entre las autoridades policiales y la directiva de la institución local.

Posteriormente y transcurridas algunas horas de la finalización del cotejo se produjeron algunos incidentes que tuvieron como protagonista a un camarógrafo de Canal 12, quien fue víctima de una rapiña. Efectivamente, en momentos en que trabajaba filmando los festejos en 18 y Carlos Quijano, un grupo de hinchas que se identificaban como del C.N. de F. le sustrajeron la suma de $U 4.500, provocándole -además- daños en el foco de luz de su equipo. La víctima, radicó denuncia y la Policía trabaja con el Centro de Comando Unificado en el análisis de las cámaras de video vigilancia para dar con los responsables de ese hecho.

En otro de los incidentes producidos fue detenido y derivado a la Seccional 2ª, un joven de 20 años de iniciales F.P.R., carente de antecedentes, quien en la intersección de 18 de Julio y Cuareim tiraba botellas y piedras contra la Policía y vehículos estacionados en el lugar.

Otro de los focos de violencia que se suscitaron en la zona céntrica derivó en la detención y posterior traslado a la Seccional 3ª de 7 personas, según el siguiente detalle:

  • ■ 1 Mayor y 2 menores  detenidos por desorden en Libertador y Galicia
  • ■ 2 mayores y 1 menor detenidos por desorden  en Libertador y Cerro Largo    
  • ■ 1 Mayor detenido por arrebato  en Mercedes y Río Negro

De los hechos ocurridos en la zona centro de Montevideo, se produjeron los siguientes daños a propiedades públicas y privadas:

  • 1.vidrios de local de  UTE en  Paraguay y Mercedes.
  • 2. daños a vidrios de una vivienda particular, en la calle Paraguay al 15…
  • 3. daños a vidrios del comercio “Super Frigo”, de la calle Paraguay esquina Avda. Uruguay.
  • 4. ventana de vidrio de la garita de estación Ancap de la Avda. Libertador y Paysandú.
  • 5. daños a dos vehículos particulares estacionados en la calle Paraguay entre Mercedes y Avda. Uruguay (un Nissan y un Renault).

Al cierre de este informe no había registro de denuncias de estos hechos.

Los incidentes fueron rápidamente controlados y algunos de sus autores fueron detenidos y serán puestos a disposición de la Justicia en las próximas horas. 

En términos generales y tras la finalización de un campeonato que registra episodios lamentables de violencia, las autoridades entienden que la inmensa mayoría de los simpatizantes del equipo campeón respetaron lo acordado y celebraron en los lugares definidos previamente. Los hechos ocurridos no dejan de ser preocupantes pero son episodios aislados que serán combatidos haciendo caer todo el peso de la ley sobre sus responsables.

VEA IMÁGENES DE LOS DISTURBIOS INGRESANDO AQUI: Disturbios en el centro de Montevideo