En una experiencia inédita la Intendencia de Canelones acordó la cesión de parte de sus instalaciones para el estudio científico de estudiantes de Veterinaria y Paleontología.