Humoristas Gremlins, murga La Zafada, parodistas Blooper´s y revista Adrenalina cerraron la última etapa del concurso oficial del Carnaval de las Promesas.

Foto: Hotsue “Peco” Motosugui

Humoristas Gremlins tuvo la difícil tarea de abrir la última etapa. Con un personaje llamado Tina (conductora de Teenmente).  Eligieron mostrarnos desde otra óptica a los referentes que tienen niños y adultos cuando ven un programa de televisión.  El grupo cuenta con un gran cuerpo de baile y buenos destellos en lo actoral, que por momentos dio un fuerte mensaje. El maltrato, el abuso y la soledad fueron algunos temas por donde transcurrieron estos humoristas que esperaran cuál es su ubicación en el concurso esta noche.

A segunda hora fue el turno de la Zafada,  murga que este año sufrió un recambio generacional obligado y que así lo menciona en su presentación “renovarse para ser igual” y esto es así desde ya hace casi dos décadas interrumpidas en la fiesta de los más pequeños.

Con un inteligente juego de palabras “La Zafada te ve” intenta buscar diferentes personajes transformando a los jóvenes en su protagonista. Los diferentes bloques fueron mostrando esa cotidianidad, ”el joven canillita”, “la vida familiar con master chef” y “el spiner” fueron de los puntos más altos de la murga, que critica la estrachez de la tv de hoy y el interés del tiempo en el famoso “raiting”.

El cierre reivindica el estar juntos, apostando a la comunicación sin mediaciones tecnológicas y se van cantando una bellísima retirada dedicada a todos los niños  de diferentes familias de la murga que pronto vendrán a este mundo y seguirán renovando y fortaleciendo el carnaval.

A tercera hora llegó blooper´s que contó en su parodia Principal “La Bella y la Betia”, pero esta vez a diferencia del cuento tradicional francés creado por Gianfranceso Straparola en 1550, los diferentes personajes de otros cuentos fueron apareciendo a lo largo del texto.

El espectáculo fue denominado “apariencias” y con un notable cuerpo de baile y bien logradas interpretaciones vocales pisaron fuerte las tablas del Ramón Collazo a la espera de la ubicación que el jurado presidido por Ivan Solarich les dé en el concurso.  “No necesariamente las cosas bellas y de apariencia agradable son buenas”, eso quedó claro a lo largo del texto que busca que te metas en la historia desde el minuto uno.

Revista Adrenalina cerró la noche en la última etapa del concurso con un espectáculo 5.0, esto se debe a que en “Ciudad Puntaje” lugar donde transito la historia cada uno recibe y otorga una puntuación al resto. La familia que lleva el hilo conductor del espectáculo, tiene la particularidad de cambiarse de domicilio constantemente a raíz del trabajo del padre.

El fingir determinadas situaciones para ser aceptadas en la sociedad, fue un claro mensaje dado por estos hermanos que nos guiaron a lo largo de la historia enseñándonos cosas, que incluso los adultos las hacemos permanentemente. Ser quienes somos, sin importar si somos 5 puntos, buscando mejor ser un 3.5 (normales) pero felices. Desde ese lado la revista intenta que el público reflexione y lo logra.