Fuentes Confiables entrevistó al Embajador de Argentina en Uruguay, Mario Barletta, en un momento difícil para el vecino país pero que sin dudas impacta en el nuestro.

Sobre los controles fronterizos afirmó que “las autoridades encargadas de la seguridad fronteriza están trabajando para aumentar los controles migratorios. El trabajo debe ser en conjunto. Hay que dejar que se investigue. Suena como que Argentina le echa la culpa a Uruguay y no es así. El trabajo tiene que ser conjunto para que esos controles tienen que ser rigurosos. Se está trabajando para generar mejores controles. Es difícil y costoso lograr tener controles a lo largo de toda la frontera. Los organismos como Gendarmería y Prefectura están trabajando. Me consta que lo hacen”.

Sobre las relaciones bilaterales, afirmó que “el contacto con el gobierno uruguayo es permanente por diversos temas. Esta tarde inauguramos un stand en Expo Prado. La señal que damos es en términos de decir ‘sigamos trabajando juntos’. En estos días, una delegación de 34 empresarios de pequeñas y medianas empresas de Entre Rios vinieron a Uruguay a asesorarse con empresarios uruguayos. No he tenido consultas con el gobierno uruguayo por la crisis. Si me reúno todo el tiempo por otros asuntos. Por suerte no se han parado obras importantes como el dragado del Río Uruguay que esperamos que este finalizada en Octubre. La primera preocupación que se ha generado en Uruguay es con el precio de la nafta, los alimentos que se pueden pasar de un lugar a otros. Tengo absoluto acceso a los gobernantes para analizar estos problemas. Todos sabemos que siempre si a la Argentina le va a bien a Uruguay le va a mejor y así recíprocamente. Es mucho más saludable que desde el punto de vista regional podamos trabajar en mejores condiciones”.

Analizando la situación en la vecina orilla, el Embajador afirmó que “Argentina tiene que tener una justicia independiente. Que no haya impunidad.  Queremos un país que recupere la República para que las corporaciones dejen de operar. Para que un país como Argentina no tenga que atravesar por estos momentos. No hay dos problemas:  es todo parte de lo mismo. El problema económico deviene de un país que no funciona como debiera. Si la justicia no funciona, cada uno de los sectores como corporaciones, política, patria financiera hacen lo que quieren. El problema de la inflación no es claramente un problema económico. Las corporaciones hacen lo que quieren. No cumplen con las normas. En Uruguay hay una economía en blanco. Es muy difícil construir una economía normal”.

Barletta reflexionó que “Uruguay y Argentina destruimos nuestras líneas ferreas. No tenemos puertos modernos. Somos pocos competitivos. En Uruguay hay una economía en blanco, acá yo cruzo a un kisoco compro un encendedor y me dan un ticket”.

Dijo que “Argentina no depende del FMI, es un recurso financiero al que acudió el gobierno para salir de esta crisis”.

Aquí la entrevista completa con Aldo Silva: