Con los votos del Frente Amplio y del senador del Partido Independiente Pablo Mieres, la ley integral de personas trans recibió media sanción.

El proyecto fue rechazado por los partidos Nacional y Colorado, y pasará ahora a la Cámara de Diputados, donde se tratará la próxima semana en sesión extraordinaria.

La senadora del Frente Amplio Daniela Payssé dijo que este proyecto no es llevado a las corridas ya que tuvo 18 meses de análisis.

Además puntualizó que el texto busca “lograr el pleno ejercicio de los derechos de las personas trans”, una población “que ha sido víctima de estigma, de discriminación y de la violencia social y estatal”.

La senadora nacionalista Verónica Alonso, en su intervención denuncio el accionar de grupos de presión que actúan en sociedad con el Mides, para promover este tipo de acciones afirmativas.

“Estamos legislando por presión de colectivos corporativos, porque queda bien”, afirmó Alonso, mostrándose en contra pero asegurando que no hablaba por el partido ya que les permitió tener su propia postura.

El senador del partido independiente Pablo Mieres, quien acompañó el proyecto, sostuvo que se busca que el colectivo sea respetado, y tenga acceso a los distintos derechos de la vida social.

“Nos parece que es un proyecto que va en la línea de la consagración de la libertad, de la no discriminación, de la protección del derecho de la identidad de género”, expresó Mieres.