La Justicia determinó prisión preventiva por 40 días para el primer detenido por el crimen del taxista Juan Carlos Nacaratto, aunque continúa la investigación en busca de los autores materiales del asesinato.

Según informó Telemundo, el hombre fue imputado por un delito de “receptación”, dado que compró tres llantas que pertenecían al taxi de la víctima. Si bien la fiscal Mónica Ferrero solicitó prisión preventiva por 90 días, un acuerdo permitió reducir la medida cautelar a 40 días.

También este miércoles, la Justicia condenó a otras dos mujeres que no estarían relacionadas con el crimen pero fueron detenidas durante los allanamientos realizados por el caso.

Se trata de una madre y su hija, en cuya vivienda se encontraron un chaleco antibalas de la Policía con impactos de bala, un revolver calibre 38 denunciado como robado, marihuana y cocaína. La madre fue condenada a 2 años y 4 meses de prisión mientras la hija deberá permanecer 20 meses en régimen de libertad vigilada.

De todos modos, los investigadores continúan la búsqueda de más personas que podrían ser los autores materiales del homicidio.