Felisberto Buenseñor, en su columna de humor “Aldo Conmigo” en Fuentes Confiables se refirió al rodaje en la Plaza Independencia, del cual comentó “no tuvimos que esperar a Larrañaga, pa’ ver militares”.

Sobre la plaza el humorista dijo que “la deformaron para filmarla, la tunearon. tuvo el efecto Moria, la retocas y queda peor. Quedó hecha un desiertito, cuando la vi así,. vi las fotos, dije ‘pa’ esto hubieran filmado en la cancha de Rampla, en el Olímpico’, se ahorran trabajo, es más o menos parecida”. Indicó que quedó como “tierra de zombies, como el Palacio Legislativo los primeros días de enero”.

Buenseñor expresó que ante esto, la gente “se puso como loca. Éramos un caniche mordiéndole los tobillos a una producción internacional. Parecía nos hubieran allanado la casa, que nos hubieran secuestrado un familiar más o menos”.

Señaló que “el indignómetro nuestro es bastante dudoso, porque nos indignamos lo mismo por la serie de Netflix, el precio del boleto, o que algún político haya dejado una deuda de más de 800 palos verde. Pa’ nosotros es lo mismo”. “Somos el único país que disfruta de la indignación misma”, agregó.

Escuche la columna aquí