Felisberto Buenseñor en su columna de humor “Aldo Conmigo” en Fuentes Confiables, se refirió al chofer de la empresa UCOT que obligó a bajar a una persona que no había pagado el boleto.

“La Tota Lugano enojado, parecía. Le faltaba hablar en portuñol nomás. Los ojos desorbitados”, cometó. “Un Chofer, que si afinas el oído, tiene una voz inversamente proporcional al tamaño de su cuerpo. Es como si a la Tota Lugano le pusieras la voz de Maxi Porciuncula, el que canta en la catalina”.

Señaló que “lo cazó feo. No pidió orden de ningún Juez pa’ allanarle el cogote. Este tipo de allanamiento no está dentro de la reforma. Y remata, bajando el tipo del bondi. Y diciendole ‘Andá a votar al Frente amplio, muerto de hambre'”.

Buenseñor destacó: “Mire qué casualidad, cómo zafó el chofer, porque con este último elemento, era suficiente pa’ que salgan todos sus datos en la web de presidencia. Menos mal que ese fusil se le quedó sin balas”.

Escuche la columna aquí