La jueza entendió que debió ser la Justicia y no la Fiscalía de ese país la que debió pedir la requisitoria. Fiscalía tendrá un plazo de 15 días para apelar la decisión judicial.

La jueza María Helena Mainard resolvió no hacer lugar al pedido de extradición de la contadora Maya Cikurel, solicitada por Panamá, según informó el fiscal Ricardo Lackner, quien hizo la solicitud.

Según explicó Lackner, el rechazo de Mainard se debió a un tema de “legitimidad”, ya que el pedido de extradición debería “ser cursado por autoridad judicial”, es decir, ser formulado a través del Poder Judicial y no de la Fiscalía General de la Nación.

“La primera de las objeciones que marcó la defensa tiene una razón formal y es la falta de legitimación del pedido, atendiendo el sentido literal del tratado que dice que será cursada (la extradición) por autoridad judicial, indicó Lackner en rueda de prensa.

 

 

Se entiende que el pedido de extradición que formuló la fiscalía y se tramitó a través del Ministerio de Relaciones Exteriores debería haberse hecho mediante el Poder Judicial. El fiscal agregó que “es un tema de interpretación” y señaló que por esa razón la jueza no se pronunció respecto a los otros fundamentos del pedido.

Ahora, Lackner tendrá un plazo de 15 días para apelar la decisión judicial, en el entendido que se debería habilitar la extradición a los efectos de cooperar en la investigación de la Justicia de Panamá.

La pareja del ministro de Educación y Cultura Pablo da Silveira, se encuentra desde fines de mayo en libertad, según había dispuesto Mainard, luego que desde el 19 de febrero cumpliera prisión domiciliaria.

Panamá acusa a Cikurel de un delito de lavado de activos y la vincula con cinco sociedades anónimas utilizadas por la constructora brasileña Odebrecht para pagar sobornos a dirigentes políticos a cambio de obras públicas.