Protestan por el presupuesto aprobado, el más alto en la historia del país.

En Guatemala, cientos de manifestantes quemaron la sede del Congreso y reclamaron la renuncia del presidente, Alejandro Giammattei, tras aprobarse el presupuesto, el más alto en la historia del país. Según recoge Euronews, la aprobación se produjo sin que todos los diputados estuvieran presentes.

El rechazo al presupuesto que no contempla aumentos en las partidas sociales y prevé un fuerte endeudamiento público, causó que los manifestantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta de ingreso al Parlamento y también las ventanas, lanzando antorchas de fuego al interior y avanzando para destruir las instalaciones.

Muchos de ellos se llevaron mobiliario del lugar e incluso algunos enseñaron bebidas alcohólicas que eran guardadas dentro del hemiciclo. Se registraron al menos 22 detenidos y varias personas heridas durante los violentos enfrentamientos con la policía.

En paralelo, mientras cientos de manifestantes tomaban el Congreso, otros miles de guatemaltecos se manifestaban pacíficamente contra Giammattei a solo un kilómetro de distancia frente al Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno).

El presidente guatemalteco reaccionó a las manifestaciones mediante un mensaje en sus redes sociales, en el que indicó que “se tiene el derecho de manifestar conforme la ley” pero “tampoco podremos permitir que se vandalice con la propiedad pública o privada”.

 

Foto: www.elpais.cr