El comunicado recuerda el derecho de Uruguay de inspeccionar las obras y espera la presentación del proyecto para conocer su posible impacto.

Cancillería emitió este martes un comunicado en el que informó que está “realizando un seguimiento y evaluación” del interés argentino de construir el Canal Magdalena. La principal preocupación del ministerio es conocer el “impacto de dicha obra en la navegación o en el régimen del río”.

En el comunicado Cancillería expresó que, de acuerdo al artículo 20 del Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, Uruguay tiene derecho a “inspeccionar las obras que se estén ejecutando para comprobar si se ajustan al proyecto presentado”.

Además, el ministerio puso énfasis en las responsabilidades de los países ante una posible contaminación del río, definida en el artículo 47 del tratado como la introducción “de sustancias o energía de las que resulten efectos nocivos”. De cometer esta infracción en la construcción del Canal Magdalena, Argentina será responsable “por los daños inferidos”, acorde al artículo 51 del tratado, también citado en el documento.

Cancillería realiza la evaluación junto a la delegación uruguaya de la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP).