Con una superioridad aplastante, el británico Lewis Hamilton se quedó por quinta vez en el GP de Gran Bretaña de Fórmula 1, en el que ya ganó en 2008, 2014, 2015 y 2016, con una exhibición de poder al volante de su flecha plateada.

Con este triunfo, el piloto de Mercedes sumó 176 unidades en el campeonato mundial y se puso a un punto del líder, Sebastian Vettel (Ferrari). El alemán terminó séptimo debido a una pinchadura en uno de los neumáticos a falta de una vuelta para el final y perdió terreno en la pista.

El podio lo completaron el finlandés Valtteri Bottas, también de Mercedes, y su compatriota Kimi Raikkonen, de Ferrari. Más atrás llegaron el holandés Max Verstappen y el australiano Daniel Ricciardo, ambos de Red Bull.

El nuevo ídolo inglés de los deportes de motor había firmado su ‘pole’ número 67 y se colocó a una del récord histórico que todavía ostenta el alemán Michael Schumacher. Además, el triunfo de este domingo le permitió equiparse con el francés Alain Prost y con el también británico Jim Clark como los pilotos más laureados en en este GP.




NOTAS RELACIONADAS