Se espera que este fin de semana haya gran movimiento en las estaciones de servicio, debido a que el próximo lunes y el martes habrá paro. Los dueños de las estaciones ratificaron la medida en las últimas horas y aseguraron que con el cambio en el modelo de negocios de ANCAP tendrán que reducir personal. El Gobierno estudia se decreta la esencialidad del servicio. En tanto, el paro de 48 horas no es apoyado por los trabajadores.

Con el objetivo de reducir los costos de distribución de combustible, que superan los 300 millones de dólares anuales, ANCAP anunció una serie de cambios en las ganancias de las estaciones de servicio. Las estaciones que vendan menos combustible aumentarán sus ingresos. Por ejemplo, si una estación vendía 30.000 litros de nafta y 30.000 litros de gas oil por mes, antes ganaba una bonificación de 294.000 pesos mensuales y ahora va a ganar 308.000 pesos.

En cambio, las que vendan más combustible recibirán menos ganancia. Por ejemplo, si una estación vendía 180.000 litros de nafta y 130.000 de gas oil mensuales, ganaba una bonificación de 1.560.000 pesos mensuales y ahora ganará 1.509.000.

Estos ejemplos puntuales los puso la ministra de Industria, Carolina Cosse, para aclarar que en realidad la mayoría de las estaciones, que son las pequeñas, aumentarán su ganancia. Sin embargo, esto no conformó a la Unión Nacional de Vendedores de Nafta, que ratificó el paro de 48 horas previsto para los días lunes y martes.

Ante la advertencia del Gobierno de decretar la esencialidad, Daniel Añón, presidente de este gremio, aclaró que la medida solo afectará la venta de combustible al público, y no los servicios esenciales como hospitales o la policía.

Añón afirmó que con este cambio en ANCAP, no les quedará otra opción más que reducir el personal de las estaciones:

Por su parte, la ministra Cosse dijo que todavía no está resuelto si se decreta la esencialidad. No obstante, aclaró que las estaciones tienen contratos que cumplir:

En tanto, la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines, que nuclea los funcionarios de las estaciones de servicio, rechazó el paro. El dirigente Federico Cicero dijo a Montevideo Portal que los cambios en la paramétrica anunciados por Ancap para 2017 “no afectarán mucho” al sector. “Van a perjudicar un poco a las estaciones más grandes pero las más chicas se van a ver beneficiadas”, sostuvo.

Para los trabajadores la medida anunciada por la Unión Nacional de Vendedores de Nafta es “exagerada” y no será cumplida por todos los estacioneros. Según Cicero, “hay estacioneros que van a abrir y otros que si aparece algún cliente que no pudo cargar lo van a atender”.

Cicero adelantó además que los trabajadores concurrirán a las estaciones esos días y reclamarán el pago por los haberes correspondientes. Según el dirigente, los dueños de las estaciones ya anunciaron que pese al paro, pagarán a los empleados.