Patricia Rodríguez, presidenta del Sindicato de Funcionarios Policiales de Montevideo, consideró una “tomada de pelo” la oferta que la Agencia Nacional de Vivienda realizó a la familia de la policía fallecida, Ingrid González. Según la representante gremial, el organismo ofreció una nueva vivienda “en el mismo edificio” del incendio que terminó con la vida de González, originado por una bomba molotov lanzada por un delincuente de la zona.

Por este caso ya hay una persona procesada, pero para Rodríguez, que recientemente habló con la familia de la policía asesinada, la investigación debe continuar, dado que -estima- hubo más personas implicadas:

FOTO: Archivo UNICOM