La reunión convocada por el presidente del Frente Amplio Javier Miranda tuvo como objetivo informar a algunos dirigentes del partido de la recepción del dictamen del Tribunal de Ética en el caso de Raúl Sendic.

Miranda manifestó que pretendía que la reunión no trascendiera a la prensa y que no convocó a todos los sectores sino a algunos dirigentes.

El fallo está en “una caja fuerte en la sede del Frente Amplio” y será abierto ante el Plenario del partido que no tiene fecha para reunirse. La sesión debe ser convocada por la Mesa Política que tiene previsto reunirse en Buenos Aires el próximo sábado.