Hospital de Tacuarembó atiende a 400.000 usuarios de la región norte y sigue creciendo en infraestructura

El Hospital de Tacuarembó atiende a 400.000 usuarios de la región norte. Este viernes celebró su 90 aniverio e inauguró una nueva nursery. La ministra (i) Cristina Lustemberg dijo que este centro de referencia nacional marca un hito en la atención de la salud pública y dispone de los mejores estándares de calidad asistencial, tecnología y profesionales. Resaltó que el hospital se destaca en neurocirugía y salud vascular.
El viernes 29 se conmemoraron los 90 años de creación del Hospital Regional de Tacuarembó. En la oportunidad se inauguró una muestra histórica y las nuevas instalaciones de la nursery del centro de salud. También se recolocó la piedra fundamental originaria del año 1921, se descubrió una placa conmemorativa del aniversario, se expuso un video institucional y se presentó un libro de la historia del hospital escrito por el doctor Antonio Turnes de la Academia Nacional de Medicina. Además, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) le entregó al centro una plaqueta en su honor.

Del acto central participaron la ministra interina de Salud Pública, Cristina Lustemberg; la presidenta de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz; el director del centro, Ciro Ferreira, el representante de la OPS en Uruguay, Giovanni Escalante y el intendente departamental Eber Da Rosa. Durante la actividad participó la escuela Nº 144 Clemente Estable, la orquesta de Tacuarembó que tocó La Cumparsita en sus 100 años con bailarines y la banda del Colegio Jesús del Sacramentado.

El centro atiende a unos 65.000 usuarios del departamento, pero en su área de influencia para servicios regionales de alta complejidad y alta tecnología, lo que se conoce como tercer nivel, comprende a 400.000 usuarios provenientes del norte del país (Rivera, Artigas, Cerro Largo).

Lustemberg lo definió como un hospital de referencia que marca un hito en la atención de la salud pública del país, con los mejores estándares de calidad asistencial, trato humano destacado y sentido de pertenencia de sus equipos, además de disponer de tecnología de punta. La jerarca destacó los procesos que el centro desarrolla en áreas como la neurocirugía y la medicina vascular, además de la posibilidad de instalar un IMAE en el departamento procurando mejorar la asistencia y así reducir inequidades territoriales.

El director del Hospital, Ciro Ferreira, dijo que es un día de inmensa felicidad porque entiende que los 90 años del centro traducen el compromiso del colectivo, de los habitantes del departamento. “Es tiempo de recordar a los viejos médicos, de hacer un alto en el camino, para seguir construyendo este hospital que está dotado de alta tecnología pero además del gran calor humano de sus trabajadores y de los usuarios que aquí se atienden”, añadió Ferreira, quien confirmó que se le pondrá el nombre del Washington Benavidez al auditorio del hospital.

Nueva nursery        
El acto fue propicio para inaugurar la nueva nursery del hospital dotada de cinco camas. La ministra Lustemberg, pediatra de profesión, expresó su particular satisfacción por estas mejoras. Dijo que este espacio renovado fortalece al centro, el que viene trabajando hace muchos años en pro de la infancia como Hospital Amigo del Niño. “Esta nursery fortalecerá el servicio que brinda el centro, promoverá mejores condiciones para que los niños prematuros tengan mejores condiciones para su crecimiento y los cuidados en la etapa neonatal”, agregó.

La jerarca aseguró dijo que el  CTI pediátrico dispone de “excelentes recursos humanos, médicos y de enfermería”.Añadió asimismo que luego de la inauguración de la nursery incrementará su capacidad dados que los niños prematuros serán derivados para allí.

A la flamante área del hospital, se sumará en unos tres meses una nueva planta física del policlínico, lo que implicó la readaptación de todo el centro de salud acorde a las necesidades de la nueva tecnología. Por otro lado, recientemente se incorporó el centro oncológico; la planta física del centro cardiológico, a la que le resta sumar tecnología de alto porte; el CTI de niños; el banco de leche materna y el servicio de imagenología con un resonador magnético que se suma a un tomógrafo de alta definición.




NOTAS RELACIONADAS