Fuentes Confiables recibió en su columna “El Sentido de lo Cotidiano” al Licenciado en Semiótica, Richard Danta.

Desde que se inventó la imprenta la palabra escrita se transformó en evidencia de la verdad, y los libros en un objeto sagrado al que podíamos acudir en busca de conocimiento. En consecuencia la palabra hablada perdió prestigio y confiabilidad.

Pero ahora aparecieron los dispositivos digitales móviles (celulares, tablets y hasta computadoras portables) cuya tecnología nos permite escribir como hablamos y compartirlo con cientos de miles de personas en tiempo real.

Antes no podíamos más que hablarle apenas a un puñado de individuos de nuestro entorno, hoy nuestros interlocutores son innumerables.

¿Estamos ante el regreso triunfal de la oralidad? ¿Qué significará para nuestra vida cotidiana y nuestra experiencia de vida?

¿Seguiremos siendo una civilización del conocimiento congelado o volveremos a ser una cultura del conocimiento vivo?

Aquí la columna completa con Aldo Silva:

 




NOTAS RELACIONADAS