El lunes 4, el Hospital de Ojos José Martí conmemoró su décimo aniversario, en el Auditorio del Sodre. Desde su creación, en el centro dependiente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y ubicado en las instalaciones del hospital Saint Bois se realizaron 75.171 procedimientos quirúrgicos, más de 60.000 fueron por cataratas. Se pesquisó allí a un total de 178.466 personas de todo el territorio, y más de medio millón de usuarios pasaron por el hospital para hacer uso de diferentes servicios.

En el centro trabajan 211 personas, incluidos 30 oftalmólogos uruguayos, 12 residentes en formación, auxiliares de enfermería, licenciados, auxiliares de servicio, administrativos y 22 brigadistas cubanos (6 de ellos, médicos) que acompañan con su trabajo desde el inicio.

La presidente de ASSE, Susana Muñiz, quien presidió el acto junto con el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo que la evaluación de estos 10 años del hospital es sumamente positiva. “Contamos con uno de los centros más modernos en equipamiento oftalmológico de América Latina, con profesionales uruguayos que trabajan junto con profesionales cubanos. En estos 10 años se recuperó el derecho a ver de muchas personas, que no veían aunque el origen de la ceguera era por causa evitable. Hoy ya se trabaja en la prevención y no solo en el tratamiento”, subrayó Muñiz, en alusión, por ejemplo, al programa de Salud Visual de la Presidencia de la República, que diagnostica y trata a niños pequeños.

Recordó que este hospital fue posible gracias a un trabajo interinstitucional de los ministerios de Salud Pública (MSP) y Desarrollo Social (Mides), el Banco de Previsión Social (BPS), la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu), el PIT-CNT y ASSE, entre otras organizaciones. Dijo que un ejemplo de trabajo conjunto es el proceso de pesquisa en el interior del país, dada la coordinación del BPS y Onajpu.

La directora del hospital, Sandra Medina, destacó el aporte de la brigada cubana, que con su innovadora “línea preoperatoria” (LPO) puso al país a la vanguardia en este tipo de operaciones. “Hace cinco años que nos ubicamos entre los primeros dos lugares en la región en saldar esta deuda con las cirugías de cataratas, primera ceguera reversible a nivel mundial”, apuntó.

Medina recordó que el hospital actualmente cubre toda la asistencia integral en oftalmología, medicina preventiva, quirúrgica y de rehabilitación, incluyendo prótesis oculares. “Seguimos innovando, acompasando la nueva tecnología, los nuevos desarrollos”, señaló la jerarca, quien puso como ejemplo la adquisición de un cross linking, un equipo para tratar el queratocono, patología vinculada a la córnea, sin tratamiento de calidad en el país hasta el momento.




NOTAS RELACIONADAS