Donald Trump sería investigado por el Congreso de Estados Unidos si prospera la denuncia de 59 legisladoras demócratas quienes solicitaron que se esclarezca la autenticidad de las acusaciones de abuso sexual hechas por varias mujeres.

Fiel a su estilo, el mandatario no sólo negó las denuncias sino que las calificó de “historias fabricadas”.

Desde hace dos meses, Estados Unidos está sumido en una ola de acusaciones de acoso sexual en el ámbito de la política y del espectáculo que ya provocaron la renuncia de dos demócratas, el senador Al Franken y el congresista John Conyers.

“Los demócratas han sido incapaces de mostrar ninguna colusión con Rusia, así que ahora se están centrando en las falsas acusaciones e historias inventadas por mujeres a las que no conozco y/o con las cuales nunca me he cruzado. ¡NOTICIAS FALSAS!”, escribió el mandatario a primera hora de la mañana en su cuenta de Twitter.

Tres mujeres que acusaron al presidente Donald Trump de acoso o abuso sexual el año pasado en plena campaña electoral exigieron al Congreso una investigación tras la serie de denuncias que han llevado a varios legisladores a renunciar en medio de las presiones de sus propios colegas.

 

“Hay gente que ha sido investigada excepto el presidente”, dijo Jessica Leeds, quien asegura que Trump la manoseó mientras ambos estaban sentados uno al lado del otro en un vuelo comercial hace más de 30 años.




NOTAS RELACIONADAS