Fuentes Confiables entrevistó a la Presidenta de la Sociedad de Dermatología del Uruguay, Dra. Caroline Agorio en el marco de la Semana de la Prevención del Cáncer de Piel.

La Doctora detalló la importancia del cuidado de la piel y la enorme incidencia del Cáncer en nuestro paìs, siendo el más común en Uruguay.

Agorio explicó que “las causas tienen que ver con la exposición al sol, pero también por la composición genética. Es el cáncer más frecuente pero no se acompasa a la mortalidad. La mayoría de los pacientes se cura. El concepto general es que el cáncer no duele. El hecho que duela no es sugestivo, que pique no es lo más frecuente. Lo más frecuente que es una lesión distinta al resto de los lunares. Hay personas que desarrollan el melanoma cuando son hereditarios. Por ejemplo desde los 20 años. No es lo habitual. Una persona que tiene muchos lunares hay que controlarlo muy de cerca. El melanoma es el que genera mortalidad. Mata gente joven. A partir de los 40 años se encuentra con más frecuencia”.

Agregó que “los bebés no tendría que bajar a la playa. Hay que tener sentido común. Si lo bajan a las 17 hs tiene que tener sombrero, sombrilla, ropa,etc pero lo digo como una excepción. Siempre hay que usar ropa, sombrero y lente. Sobre la puesta del sol a las 20 hs los cuidados son menores. Si a las 17 horas estoy en la playa hay que cuidarse. El Sol está siempre y siempre hay que cuidarse una vez que sale. Entre las 11 y las 16 horas la recomendación es no estar expuesto. Hay que consultar cuando se ve cualquier cambio en una lesión o cuando aparezca algo nuevo”.

Realizó una serie de recomendaciones vitales. Dijo que “hay que cuidar toda la piel pero en las cicatrices hay que tenes especial cuidado. Si ya nos quemamos hay que hidratarse bien. Si hay dolor es conveniente tomar un antiflamatorio. Donde hay una quemadura y hay una cicatriz. Hay que cuidarla. Porque se puede generar un carcinoma. Una vez que tengo una quemadura por el sol. Hay que hidratar la piel. Si tiene mucho dolor tomar vía oral un antiflamatorio. Los bebés no tendrían ni que bajar a la playa, no les aporta nada al bebé. Su piel es más débil  y hasta los seis meses no se le puede poner protector solar. Importa el factor, eso nos dice cuanto nos cubre de los rayos UV. Nunca es conveniente utilizar menos de factor 30. Las peores quemaduras se ven en primavera porque son las primeras. Los colores en la ropa ni blanco ni negro. El blanco deja pasar más y el negro no lo aconsejamos porque calienta mucho. Una cosa intermedia. Remeras con tramas cerradas. Lo mejor es cubrirse con lentes, ropa clara, protector solar y sombra. Hay que centrarse en todo no solo en un producto”.

Dijo que es cierto que “las nubes filtran el 20% de las radiación, pero en la misma cuenta hay que tener en cuenta que dejan pasar el 80%. Hay que actuar como si fuera un día soleado. El equipo es el sombrero, los lentes, la ropa, estar en un lugar de sombre y el protector solar. Es el último escalón. Los protectores solares tienen que ser más de 30 o más. Nunca menos. Si es 30, sirve me lo aplico correctamente. Es decir en las cantidades suficientes. Hay que ser generoso en la aplicación. La misma protección hay que tenerlo en el jardín de la casa. Es igual el sol en el jardín que en la playa”.

Aquí la nota completa con Aldo Silva:

 




NOTAS RELACIONADAS