Unos 160 inspectores de la DGI se despliegan este verano en los principales centros turísticos de la costa, en tanto, se confirmó la clausura de decenas de empresas por irregularidades constatadas durante la pasada temporada de verano.

La Dirección General Impositiva (DGI) concretó decenas de cierres de comercios en los últimos días como ya es habitual en esta época del año. Los comercios clausurados se ubican en la zona costera de los departamentos de Maldonado, Canelones y Rocha.

La aplicación de las clausuras se corresponde con irregularidades en la facturación, sub facturación u otras irregularidades detectadas durante la pasada temporada por los cuerpos inspectivos de la DGI que se instalan en forma permanente en distintos puntos de la costa.

En virtud de que los procesos que confirman las irregularidades se extienden durante varios meses, es que las clausuras se aplican al verano siguiente, en la mayoría de los casos, prácticamente a uno año de haberse constatado, con la debida autorización judicial.

Este verano, Impositiva desplegará unos 160 inspectores en los departamentos costeros para fiscalizar comercios de los más diversos rubros, fundamentalmente en el área turística ya que es donde se produce la apertura de la mayor cantidad de emprendimientos.

Como es habitual, la DGI solicita a los denominados comercios golondrina, que operan solamente durante los meses de verano, el pago de una garantía como anticipo de los impuestos que se estima deberán abonar durante los meses de actividad. Posteriormente se hace al ajuste.




NOTAS RELACIONADAS