El Ministerio de Trabajo, el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay y el Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente firmaron un convenio que establece mejoras en las condiciones laborales, salarios, beneficios para los funcionarios con prestaciones del Sistema de Cuidados y una clausula de prevención de conflictos, lo que reafirma concepción de derechos para optimizar la labor con niños y adolescentes.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, destacó que con la firma del acuerdo se reafirma la negociación colectiva y las relaciones laborales para el sector público en Uruguay, situación que, indicó, no es tan común en América Latina y en otros países del mundo. También destacó que el acuerdo reafirma la humanidad y los derechos con los que se quiere realizar las tareas que implican el trato con niños y adolescentes.

Además hizo referencia a la integración específica del Sistema Nacional Integrado de Cuidados a la negociación colectiva, política de gobierno, que equipara tanto en leyes de maternidad, paternidad y de medio horario, así como las prestaciones de lentes, órtesis y prótesis, a los trabajadores privados y públicos. Agregó que el diálogo y la negociación para solucionar conflictos, así como la creación del Fondo Social permitieron que el Instituto de Empleo y Formación Profesional (Inefop) capacitara a 130.000 personas, cifra siete veces máyor de la correspondiente a 2014.

Marisa Lindner, presidenta de INAU, consideró que la firma del convenio implica un incremento salarial del 3 % para los funcionarios presupuestados, contratados y eventuales de INAU, que entrará en vigencia a partir del 1° de enero del 2018. Calificó como coherente la integración a la negociación de los servicios del Sistema de Cuidados, ya que este es parte de una política respecto a niñez, discapacidad y vejez.

En la oportunidad también se firmó el texto del nuevo procedimiento administrativo, que constituye una adecuación del decreto 500 a las especificidades del instituto; fue incluido como principio general el interés superior del niño.“El convenio también implica colocar a los procesos administrativos y disciplinares en una actualización que orienta a toda la función administrativa y disciplinar sobre la base de los derechos de la niñez y la adolescencia”, indicó la jerarca.

Gabriela Fulco, responsable del Inisa, luego de firmar el acuerdo con el sindicato de esa dependencia en el Ministerio de Trabajo, valoró especialmente que en un ámbito de consensos y negociación se trabaje para mejorar las condiciones de los funcionarios. Agregó que la institución asiste a 350 adolescentes privados de libertad, número que hace posible trabajar de forma más personalizada con cada uno de ellos.




NOTAS RELACIONADAS