La sexta etapa de la segunda rueda del Carnaval de las Promesas mostró todo tipo expresiones artísticas que hicieron delirar al buen marco de público que se hizo presente la noche del lunes en el Teatro de Verano.

Foto: Yohana Parodi

La etapa la abrieron los humoristas Valu´s que contagiaron a toda la platea con sus molestos piojos que se hicieron sentir en las cabezas de todos los componentes que buscaron por varios métodos la forma de lograr eliminarlos. Martín Diario, alias “El observador”, y su peculiar jefa, estuvieron a cargo de llevar el hilo del espectáculo y lograron muchos momentos de carcajadas con sus extraños comportamientos y ocurrencias que tuvieron tan buen rendimiento como había ocurrido en la primera pasada del conjunto.

A segunda hora llegó la murga La Ruidosa a plantear nuevamente su espectáculo que tuvo de todo: desde el salpicón hasta un muy profundo mensaje de amor para los abuelos, quienes fueron el eje central de la muy buena propuesta a nivel de textos. El momento de mayor emoción se vivió al escuchar la hermosa canción final cantada desde la perspectiva de una abuela que levantó la ovación de toda la platea, para luego irse con una muy linda bajada bien llevadita y muy pegajosa.

El tercer conjunto de la noche fue Parodistas Troyanos y su espectáculo sobre los Trolls en el que montaron un gran despliegue desde el arranque hasta el final de la actuación. Al igual que en la primera rueda, el conjunto se plantó firme desde la parte actoral y, sobre todo en canto y baile, que llevaron a una despedida por todo lo alto con toda la platea de pie al ritmo de los parodistas que dejaron todo sobre las tablas y ahora esperarán lo que les depare el destino en los fallos.

El cuarto turno lo ocupó la revista Saphirus y su historia sobre Monemvasia que paseó a los espectadores por todo tipo de tópicos y generaron muchísimas emociones a lo largo del espectáculo. Una vez que se abrió el telón, el escenario quedó repleto de bailarines, actores e intérpretes que deleitaron a todos los presentes con coreografías perfectamente coordinadas pese a la cantidad de gente y cantantes que redondearon un desempeño artístico excelente, en un espectáculo que no le envidia nada a los grandes del carnaval.

El cierre de la etapa estuvo a cargo de los parodistas Imagine, que no habían podido actuar el sábado por la lluvia que obligó a suspender la fecha. “Bella es la bestia” es el nombre de la parodia en la que volvieron a demostrar una propuesta muy dinámica y divertida donde el humor es el principal recurso que se utiliza, además de las destacadas interpretaciones de los actores. El personaje que se llevó las mayores ovaciones, fue el de Lefou, quien con sus participaciones hilarantes logró las risas de toda la platea.

 




NOTAS RELACIONADAS