Un audio de la víctima de un intento de rapiña se viralizó rápidamente y sirvió para dejar constancia del buen uso que se puede hacer de las redes cuando lo que prima es la buena intención.

Un intento de rapiña fue relatado y subido a la red whatsapp por la dueña de un vehículo al que intentaron robar con su madre dentro del mismo. El relato se inicia con una advertencia que refería a la necesidad de contar con “dos testigos” si se quería denunciar un hurto o una rapiña. Lo que siguió fue la crónica de un momento de extrema angustia y nerviosismo donde la protagonista reseñó lo vivido junto a su madre de 87 años que resistió el intento de rapiña.

Minutos antes de las 17:00 horas del pasado jueves 25 de enero, esta ciudadana realizaba trámites en la zona de la Avda. Gral. Rivera y 2 de mayo. Dejó estacionado su coche sobre la calle 2 de mayo a metros de Rivera y se disponía a realizar su diligencia dejando a su madre en el vehículo.

 

A poco de estacionar, pudo apreciar que dos individuos rodeaban el auto con intención de hacerse del mismo, instando a que su madre se bajara. Lejos de hacerlo, con extrema valentía, la anciana resistió el intento accionando la bocina advirtiendo a su hija y vecinos del atraco. Advertida aquella, se dirigió rápidamente a su auxilio logrando que uno de los delincuentes huyera pero advirtiendo que el otro arrancaba el coche mientras forcejeaba con su madre dentro, al punto de empezar un recorrido por la bajada de la calle 2 de mayo que culminó con el delincuente arrojándose con el coche en marcha y huyendo del lugar, mientras el vehículo se acordonaba a centímetros de otro coche aparcado sin generar daños.

El relato se continúa con un pormenorizado detalle de la existencia de una cámara en Avda. Rivera y 2 de mayo la que podría identificar a los delincuentes, así como el testimonio de otro vecino que había llamado al 9-1-1 y aportado el número de la matrícula del coche en que huyeron los maleantes.

El episodio culminó -milagrosamente- sin lesionados ni daños pero dejó en el ambiente la sensación (errónea) de un enunciado emitido por uno de los policías que acudió al llamado sobre la necesidad de “contar con 2 testigos para radicar denuncias”, lo cual no es correcto.

Los hechos se ingresaron, como corresponde, al Sistema de Gestión de Seguridad Pública, (SGSP) dando cuenta de una tentativa de rapiña, sin datos de la matrícula en la que huyeron los delincuentes por las razones que la propia víctima se encargó de explicar muy bien en un segundo audio que también se hizo viral.

Llamadas oficiales

Conocido el audio en cuestión, desde la Unidad de Comunicación de la cartera nos comunicamos con la víctima para conocer el estado de salud de su madre en primer término y para aclarar algunas afirmaciones incorrectas que expresaba en su audio viralizado en las redes sociales.

No se necesitan testigos para radicar una denuncia, obviamente que si se cuenta con los mismos estos refuerzan la prueba pero no es condición indispensable para radicar ni para que la Policía tome una denuncia. Lo informado por el Policía, no es correcto.

Asimismo, se le informó que la cámara (si es que hay alguna) que refiere a la intersección de Rivera y 2 de mayo, no es del Ministerio del Interior, y que la denuncia es una declaración personal que debe reflejar lo que el denunciante quiera denunciar pudiendo rectificarla antes de firmarla.

La respuesta de la víctima a una llamada oficial mereció una rectificación que también se encargó de viralizar en un gesto que no todos tienen al momento de difundir información por las redes sociales. No solo acusó recibo de lo conversado sino que rectificó su inicial afirmación con la correcta información que le aportaron desde la cartera y desde la Jefatura Operacional Nº 5.

Este fue un claro ejemplo del buen uso que las redes sociales tienen potencialmente cuando hay buena fe y solidaridad para que a otro no le pase lo mismo.

Acciones de este tipo permiten seguir confiando en el instrumento a pesar de los tantos ejemplos negativos que nos inundan últimamente con información falsa (muchas veces difundida de forma intencional).

La seguridad se construye entre todos y este tipo de acciones son la prueba inequívoca de ese axioma.