Géminis (fuera de concurso) fue la encargada de abrir la noche en el Teatro de Verano para luego dar paso al concurso oficial que comenzó cerca de las 21 horas.

Foto: Hotsue “Peco” Motosugui

“El Ministerio de Momo” de la murga La Bohemia llegó  y desde que se abrió el telón hasta que el conjunto pisó pedregullo, se respiró aire de emoción y nostalgia por ver a un título y componentes históricos como el director escénico Juan Ángel “Peladito” Díaz( 74 años), de los últimos de la vieja escuela, y Luis “Sapito” Laforia, que volvió al país luego de pasar un largo tiempo en el exterior y se lo vio feliz y extasiado durante los 45 minutos arriba del Ramón Collazo que, además, compartió con su hijo Damián.

La propuesta fue  clásica, apostando a la sátira política de manos del ministerio de Momo que sirvió de puntapié para que Walter “Cucuzu” Brilka sea el abanderado de los quiebres humorísticos. En cuanto al cuplé de los periodistas, sorprendió a los presentes por lo “picante”. El coro respondió de buena manera para cerrar una noche correcta,

La despedida, merece un capítulo especial,  se cantó con mucha fuerza y emoción, arrancó dirigida por Julián Rügnitz y sin el “peladito” Díaz presente hasta que, antes de arrancar la bajada y a modo de homenaje a uno de los últimos bastiones de la vieja murga, apareció, tomó el control del coro con su varita, y disfrutó de ver a toda la platea que lo aplaudió parado durante el tiempo que restaba de actuación de la murga de Alfredo Jaureguiberry y Gusuatvo “Pato” Torena.

Julio “Kanela” Sosa fue de lo más esperado de la noche, es que Tronar de Tambores se presentó en el Ramón Collazo cuando el reloj marcaba las 23 horas  con su espectáculo Migraciones, cuyo argumento se basa en el tránsito desde la vida hacia la muerte.

Nadie puede dudar de lo que genera Kanela sobre el escenario y así lo disfruto el público,  pero no solo él si no todo el conjunto. El espectáculo si bien mostró una línea dramática, los sueños, la juventud y la vida misma  pudieron más y derrotaron a la muerte y buscarán derrotar la cuarta ubicación del año pasado para colocarse en el sitial de privilegio en este carnaval, herramientas tienen.

Murga La Mojigata fue la encargada de cerrar la etapa con su espectáculo  Atlético Mañana y fue la gran sorpresa de la noche, convirtiéndose en el plato fuerte de la jornada.

Con una estética bien cuidada y con un coro que creció a los vistos años anteriores, los dirigidos por  Facundo Garcia mostraron una musicalidad exquisita. Los textos comandados por  Ignacio Alonso y Facundo García abordaron todos los temas (la niñez, las revoluciones, la sociedad actual y la clase media, los fracasos laborales) entre otros, fieles a su estilo.

La rotonda del pensamiento fue de los momentos con más  comunicación que ha tenido el concurso hasta ahora y disfrutable totalmente, el público de pie jugó con la murga en esta rotonda que anunciaba que decía para un lado e iba para el otro.

Los presentes se mantuvieron expectantes hasta el final  y se retiraron  comentado “que linda estaba la murga” y reflexionando sobre los temas tratados.  La Mojigata logró  hacer un “click”  entre los espectadores y sonó una alarma de atención con lo que respecta al concurso.