En su columna “El arte de trabajar”, Mariela Marenco analizó las relaciones laborales entree hombres y mujeres. Son diferentes, pero deben ser complementarios. Para las empresas es beneficiosa la interacción porque tienen diferentes miradas sobre un mismo tema y eso permite llegar a decisiones más provechosas.

¿Qué es el stress bueno y el malo?

¿Las mujeres tienen un esfuerzo adicional por atender el hogar, a los enfermos y el trabajo?

¿La manera de reaccionar de hombres y mujeres ante el stress es diferente?

¿Relación entre hormonas y stress en la mujer?

Aquí la columna completa con Aldo Silva: