Alberto Panetta, directivo de la Cámara Uruguaya de Asesores Profesionales de Seguros (CUAPROSE), Estuvo en After Office y contó sobre 25 años de la Cámara, las deficiencias del SOA y la necesidad de una normativa que regule a los asesores profesionales.

Panetta habló en el programa sobre los diferentes rubros que abarcan los seguros. Desde clientes en el agro, hasta el transporte internacional de carga, los seguros sobre los que asesoran los miembros de la Cámara, pasan por todos los bienes de las personas o sus profesiones. El directivo añadió: “Sobre todo eso tenemos que estar informados para asesorar”.

A pesar de existir el Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA), hay un 40% de autos que no están asegurados. Según Panetta “al SOA le falta una vueltita de tuerca”, debido a que solo cubre los daños a terceros.

“No hay un control del SOA”, añadió el directivo sobre la problemática del seguro obligatorio, “si un policía de transito te pide el seguro puede no estar pago e igual parece que lo tiene”. A pesar de esto considera que este seguro tiene un fin social, lo cual genera que las compañías tengan que cubrir aunque no esté pago.

Panetta explicó que buscan una normativa legal que regule la actividad de asesoría en seguros, no por su posible informalidad, ya que esto lo regulan las empresas de seguros, sino por el nivel de preparación que tenga el asesor.

El directivo de CUAPROSE entiende que se debería estar asegurado siempre, porque “es como la ley de Murphy, te quedas sin seguro y te pasan todas las catástrofes”. Debido a que hoy ya están en uso las cámaras, él entiende que se debería poder obtener fácilmente las matriculas de los automóviles, permitiendo que se pueda cruzar la información con las empresas aseguradoras para saber si el seguro está vigente. Panetta entiende que si se chequearan a los asegurados, no habría gente damnificada por falta de pago.