Jorge Larrañaga, líder de Alianza Nacional, afirma en la web de su sector que el Frente Amplio es parte del problema en dos de los mayores asuntos nacionales: la educación y la seguridad.

Señalan que “si no cambiamos al Frente, el Frente nos va a cambiar como sociedad, nos va a terminar de convertir en un país de tercera, con una educación de tercera y una seguridad de tercera”. Agrega que “el cambio es imprescindible, ese es el desafío de los distintos partidos de la oposición, estar a la altura del desafío”.

Continúa señalando que “en materia de seguridad, el vocero del candidato oficialista Gustavo Leal criticó hace unos días en una nota de prensa nuestra propuesta de reforma constitucional diciendo que utilizar militares en ayuda a la policía ‘es mano bruta, mano ciega y mano sorda’. Todo eso. Un combo de prejuicios contra los militares y contra los que queremos una alternativa en materia de seguridad”.

Sigue indicando que “a su vez dijo que en un nuevo gobierno del Frente Amplio ‘se deben instrumentar cambios, ajustes y profundizar algunas políticas sin miedo de ejercer la autoridad’. ¿Por qué no lo hacen ahora? ¿Por qué no han aplicado todo lo que dicen que hay que hacer? Ya son Gobierno. ¿Por qué esperar? Sencillo, porque prometen pero no lo harán, porque no pueden, porque si aprietan, tienen un lío adentro del FA, porque hay en el seno de la izquierda uruguaya enormes prejuicios y pruritos para ejercer la autoridad y reprimir el delito”.

Larrañaga manifiesta que “los ‘cambios y ajustes’ a los que refiere el Sr. Leal deben ser totales, porque es la actual política de seguridad la que debe cambiar, junto con el gobierno”. Agrega que “no tienen autoridad para prometer para el futuro lo que no han hecho cuando son gobierno.

El ex precandidato afirmó que “el Frente Amplio se ha sumado a la campaña contra la reforma constitucional Vivir Sin Miedo y eso tiene un enorme peso a favor de la reforma, porque es el problema que habla contra la solución. La reforma es la forma, la mejor forma de tener mejores instrumentos para combatir a la delincuencia”.

“No hay ningún cambio más fuerte, contundente e inmediato que el que propone la reforma constitucional que nosotros impulsamos y que ha recibido el respaldo de más de 400.000 compatriotas. El próximo 27 de octubre hay que poner la papeleta del Sí para decirle ‘no va más a la delincuencia'”, finalizó.