El Ministerio de Salud Pública alertó sobre síntomas que pueden aparecer por la presencia del humo de la Amazonía en el territorio uruguayo.

Explican que “puede lastimar los ojos, irritar el aparato respiratorio y agravar las enfermedades cardiacas y pulmonares crónicas”. Las “personas sanas pueden enfermarse si hay una cantidad de humo suficiente en el aire”.

Los efectos pueden ser: Tos, dificultad para respirar normalmente, ardor en los ojos, irritación en la garganta, moqueo, dolor de pecho, dolor de cabeza, ataques de asma, cansancio, latidos cardiacos acelerados.

Adultos mayores, mujeres embarazadas, niños y personas con afecciones respiratorias y cardíacas preexistentes constituyen los grupos más vulnerables.