En su columna “Historias de vida”, Juan Pedro Ribas estuvo junto al director de los Coros Juveniles del Sodre, Víctor Mederos, quien ayuda a jóvenes mediante la música.

Expresó que “esto se trata de hacer un mundo de posibilidades y acercar, generar vínculos de la manera más horizontal posible”

Explicó que “para nosotros la música es la gran excusa o herramienta por donde nos colamos, nos metemos y hacemos todo el otro trabajo que nos gusta mucho”, ayudar a jóvenes.

Afirmó que “entendemos que si el que va no tiene ganas de estar ahí, la chispa divina del arte no se genera”.

Manifestó que “lo que nos pasa a los que nos subimos al escenario es que no podemos transmitir con palabras cada vez que la música nos atraviesa. De eso se trata, de que cada uno de los niños pase por esa experiencia. Nos vuelve mucho más sensibles y emocionales. También hace que los niños empiecen a rendir de otra manera en los centros educativos”

Escuche la columna aquí