Ante decisión de paralización de actividades tomada por Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol (AUDAF), la Asociación uruguaya de fútbol suspendió los encuentros previstos para este fin de semana, en todas sus disciplinas y categorías.

En un comunicado emitido por esa asociación se expresa: “En virtud de los hechos de violencia ocurridos recientemente contra uno de nuestros agremiados, siendo este objeto de amenazas contra si y contra su familia, sufriendo incluso un atentado contra la privacidad de su domicilio, con claras muestras de relacionamiento hacia la función arbitral, y sumado a la escalada de hechos acontecidos que no parecen aislados, sino como una intención deliberada de menoscabar la función arbitral, pretendiendo condicionarla a presiones externas; esta gremial resuelve paralizar las actividades en todas sus categorías y disciplinas”.

Además anuncian que convocan a una Asamblea extraordinaria de Socios con carácter urgente para el próximo martes.

La suspensión del fútbol se luego que fuera robada la casa del presidente de la gremial, Marcelo De León. Quienes ingresaron al domicilio del dirigente escribieron en la pared: “Bol5o” (la “s” escrita con un número cinco).