Alberto Fernández juró junto con Cristina Fernández, y asumió como presidente de la República Argentina.

Del juramento asistió el presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, invitado por el mandatario argentino, acompañado del presidente electo Luis Lacalle Pou.

Además asistieron la vicepresidenta Lucía Topolansky y el ex presidente José Mujica.

En representación de Brasil estará el vicepresidente Hamilton Mourao. Mientras que el presidente Sebastián Piñera canceló su visita para monitorear la situación de un avión militar que desapareció con 38 personas rumbo a la Antártida.

El nuevo mandatario recibió la banda presidencial y el bastón de mando de parte del presidente saliente Mauricio Macri. No había ocurrido así en el paso de mandato de Cristina en el pasado cambio de gobierno.

En su discurso de asunción afirmó que Macri “ha dejado al país en una situación de virtual default” y señaló que siente “estar transitando el mismo laberinto que nos vio a Néstor (Kirchner) y a mí en 2003”.

Respecto a la deuda que tiene el país con el FMI, comentó que “tiene voluntad de pagar, pero carece de recursos para hacerlo”.

Escuche a Fernández aquí

En cuanto al Mercosur, expresó que pretenden “rebustecerlo” al igual que a la “integración regional, en continuidad con el proceso iniciado en 1983 y potenciado desde 2003”.

Fernández también se refirió a Brasil, país del cual comentó que “particularmente, tenemos para construir una agenda ambiciosa, innovadora y creativa, en lo tecnológico, productivo y estratégico, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros Pueblos y que va más allá de cualquier diferencia personal de quienes gobiernan la coyuntura”. Agregó: “La vamos a honrar, vamos a avanzar juntos en la construcción de un futuro de progreso compartido”.

Escuche a Fernández aquí

El presidente Alberto Fernández enumeró cuáles serán sus primeras medidas a tomar. En primer lugar prometió avanzar con un plan nacional de lucha contra el hambre. También habló de un plan de viviendas y de un proyecto para transparentar la inversión de la obra pública. Prometió remedios gratuitos para jubilados, declarar la emergencia sanitaria, un plan de primer empleo y acceso a créditos no bancarios.